El Problema Con El Problema

by Sep 26, 2023Piadosa0 comments

 Job 22:28 Tendrás éxito en tus decisiones y en tus caminos brillará la luz.

      El problema con el problema es que todos los involucrados en la situación  problemática saben que hay un problema, pero a menudo están abrumados por ello y tienen dificultades para encontrar la solución. Cuando la situación se pone terrible, las personas se quedan ahí discutiendo el problema y reforzando que el hecho del problema es más de lo que puedan manejar. Hay soluciones para todo problema, pero parece ser que estas personas se mantienen enfocadas en el problema más que la solución. Podemos pensar en miembros de nuestra familia, conocidos o gerentes de compañías que están en un constante vórtice  enfrentando problemas de nunca acabar, siempre con las mismas personas que en primer lugar causan los problemas. Estas personas siempre están tratando de componer problemas que ellos mismos crearon con otro nuevo set de problemas que están instigando. Es un círculo vicioso rebotando de una crisis a otra. 2Tim. 3:7 Ellas siempre están aprendiendo, pero nunca logran conocer la verdad.
      Hace años cuando vivía en Queensland Australia. Un hermano en el Señor me pidió su ayuda. Michael tenía un hermano quien no creía en Dios tampoco era amigable para quienes creían en Dios. Michael me pidió que fuera con él a la plantación de papaya de su hermano para ver si yo tenía ideas de cómo ayudar a su hermano a salir de deudas. Además de la plantación de papaya su hermano tenía cerdos para vender, y complementaba sus ingresos agrícolas haciendo trabajos de soldadura. La razón por la cual estaba tan endeudado en la hipoteca de su granja, era el valor del fertilizante que tenía que usar para quemar la maleza químicamente, el valor de la comida de los cerdos y tenía pocos clientes.
      Cuando llegamos a la granja noto unos paneles de cerco de varillas de metal de un cuarto de pulgada y cuatro pies de alto apoyados contra el cobertizo. El dueño de esta granja describe sus problemas y que no puede alcanzar un alivio por el valor de todo y nadie quería ayudarlo. Yo veía porque no tenía clientes y el porque no querían ayudarlo, por la manera en que enfrentaba a las personas con actitud de no me digas como y que hacer, yo sé lo que hago, tipo de persona.
      Una idea vino hacia mi, y le expliqué que si él, soldaba unas jaulas de cuatro pies de alto y siete pies y medio cuadrado del metal que tenía de los paneles de cerco, el podía poner unos cerdos en cada jaula y ponerlos entre los árboles de papaya que estaban sembrados a ocho pies de distancia entre uno y otro. Él y su esposa podían levantar las jaulas uno opuesto al otro y cambiar de un lugar a otro para que los cerdos se comieran la grama y la maleza y al mismo tiempo fertilizaran la tierra simultáneamente. Este proceso podría enriquecer la tierra ayudando a que los árboles tuvieran mejor papaya y producir mejor ganancia. Michael se emocionó de la posible solución que podría ayudar a su hermano a bajar un poco el costo en las necesidades de la granja. Michael muy contento expresó, “Que buena idea porque el costo de la comida de los cerdos, el fertilizante y el químico que mata la maleza bajaría  muchísimo y el dinero que se ahorraría se pone para la hipoteca.”
      El hermano de Michael dijo, “Esta es la idea más  estúpida que he escuchado! Eso nunca funcionará, tu no sabes nada de agricultura ni de cómo crecen las plantas.” Yo no estaba diciendo que esta idea terminaba todo lo que se tenía que terminar, estaba mostrándole que con las cosas que tenía en su propiedad podría funcionar mejor de lo que estaba haciendo. Era una iluminación hacia una idea, pero lo que el propietario escogiera hacer era cosa de él hacer un plan de cómo deshacerse de un problema en la granja. Job 22:28 Tendrás éxito en tus decisiones y en tus caminos brillará la luz. En fin, regresábamos de la granja y Michael dijo, “Eso fue una idea maravillosa de Dios, si solo mi hermano lo pensara bien, pero él siempre ha sido un tonto y destruye todo lo que ha puesto hacer con sus manos porque el problema es que él es el problema.” Prov. 27:22 Aunque al necio lo muelas, lo remuelas y lo machaques como al grano, no le quitarás la necedad.
      A veces, el problema es que nosotros somos el problema. Cuántas veces hemos rechazado el consejo y la guía de Dios, cayendo de cara y después buscar a Dios y preguntarle por qué dejó que cayéramos. El hecho es, si hubiéramos obedecido podríamos resolver las complicaciones en que nos encontramos. Heb. 4:14 Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. El hijo del rey Salomón, Roboán era aconsejado por los ancianos para que su gente tuviera menos peso en su carga, pero Roboán rechazó el consejo. 1Reyes 12:8 Pero Roboán rechazó el consejo que le dieron los jefes y consultó más bien con los jóvenes que se habían criado con él y que estaban a su servicio. Roboán llegó a ser un problema para la nación y llegó a ser la carga más pesada sobre la gente de lo que ya estaba. 1Reyes 12:11 Si él les impuso un yugo pesado, ¡yo les aumentaré la carga! Y, si él los castigaba a ustedes con una vara, ¡yo lo haré con un látigo!”. Esto causó rebelión y la gente resultó herida.
      Vemos esta recreación de liderazgo terrible a lo largo de la historia. Déspotas, dictadores y tiranos son los causantes de muchas guerras y problemas que ellos mismos causan. La solución es similar de problemática, resultando en generaciones perdidas quienes terminan sacrificadas. Los problemas que causamos necesitan ser solucionados. Se necesita humildad, para que el que cause el problema pueda humildemente pedir ayuda. Jer. 33:3 “Clama a mí y te responderé; te daré a conocer cosas grandes e inaccesibles que tú no sabes”. Recordando ese día en la plantación de papaya, todo lo que el hermano de Michael tenia que hacer era hacer una pausa y pensar cómo hacerlo, también ver si podía ser posible esa solución a él sin ningún costo, pero su disposición de terquedad y su creencia contra Dios lo tenía ciego para ayudarse, Dios es quien nos da sabiduría gratis a todo aquel quien confía en el amor del Señor. Santiago 1:5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios y Él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.
      Que no seamos la razón de problemas, al contrario que seamos la solución ungida resolviéndolo el problema que nos viene con la ayuda y guía de Dios. Que todos encontremos la gracia que necesitamos para ser victoriosos y no víctimas de las tonteras que corren desenfrenadas por el mundo. Sigue pidiéndole a Dios respuestas porque Él las tiene. Bendiciones.
Find Other Devotions About:

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El proverbial comentario de Sir Norm

Pride Of The Worm

Libros electrónicos sobre fe

Mensajes recientes

Merezco Morir

Romanos 3:10 Así está escrito: «No hay un solo justo, ni siquiera uno; 11 no hay nadie que entienda, nadie que busque a Dios. 12 Todos se han descarriado; juntos se han corrompido. No hay nadie que haga lo bueno; ¡no hay uno solo!»         Estaba hablando con un...

Terapia De Grupo

Santiago 5:16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.             Escuchaba a un psicólogo explicando la diferencia entre terapia individual versus terapia grupal. Explicaba...

Muchas Opiniones

Mateo 12: 36 Pero yo les digo que en el día del juicio todos tendrán que dar cuenta de toda palabra ociosa que hayan pronunciado. 37 Porque por tus palabras se te declarará inocente y por tus palabras se te condenará».      Mi mamá manejaba entre una zona de...