Convirtiéndose Cancelable

by Ene 24, 2024Piadosa0 comments

Malachi 3:13 »Ustedes profieren insolencias contra mí —dice el Señor—. »Y encima preguntan: “¿Qué hemos dicho contra ti?”. 14 »Ustedes han dicho: “Servir a Dios no vale la pena. ¿Qué ganamos con cumplir sus órdenes y vestirnos de luto delante del Señor de los Ejércitos?

    

      Cuando llegamos a ser de tiro al blanco con palabras duras y negativas, sentimos como que tenemos una estampa en la frente diciendo “Cancelado.” Muchos ministros pasan por este tiempo sintiendo que son cancelables. Una vez los llaman con urgencia, ahora lo ponen en el cuarto de las escobas para la próxima emergencia. Un día el pastor fue necesitado para dar dirección y consejos sabios, ahora es considerado un fastidioso que debería de ocuparse  en sus propios asuntos.

      

      Ministros en posición de líderes de asambleas, conejeros de los de corazones rotos, ayudando a los necesitados en sus vidas, reciben llamadas desesperadas en pánico, o en la entrada de la iglesia buscándolos rápidamente y hablándole en voz callada de cómo han caído en sus vidas pidiéndole ayuda de como escapar las consecuencias en que ahora se encuentran por las malas decisiones que han hecho. “Hago cualquier cosa que se tenga que hacer para poner mi vida en orden,” son las promesas en esos momentos de desesperación. La cantidad de oraciones, dedicaciones, noches largas estudiando la palabra, y la fuerza espiritual que se necesite para los ministros de buen corazón para fortalecer y llegar a ser esa ayuda para los necesitados que han caído, es inexplicable para aquellos que creen que lo que hacen los ministros no es una gran cosa. El hecho es, que el alma del ministro es invertido en aquellos que necesitan ayuda y puede ser una una sorpresa ingrata cuando a estos mismos pastores son tirados a un lado porque los caídos ya no sienten la necesidad de seguir adelante  después de la promesa que hicieron de solicitud en la desesperación. Mal. 3:14 »Ustedes han dicho: “Servir a Dios no vale la pena. ¿Qué ganamos con cumplir sus órdenes y vestirnos de luto delante del Señor de los Ejércitos?      

      

      Aún Dios puede llegar a ser cancelable en la vida de la gente. Dios guió a la gente de Israel a la Tierra Prometida y años después de los Israelitas viviendo en esa tierra, lo mal agradecidos hacia Dios se convirtió evidente, cuando declararon que ellos querían ser gobernados por un rey en lugar de ser gobernados por el que Dios había designado para ellos. Samuel lo tomó personalmente, había sido cancelado, Dios había designado a Samuel, que la gente estaba reprochando a Dios mismo y no a su liderazgo. 1Sam. 8:7 Pero el Señor dijo: «Hazle caso al pueblo en todo lo que te diga. En realidad, no te han rechazado a ti, sino a mí, pues no quieren que yo reine sobre ellos.       

      

      Alguien pueda decir, “¿Cómo puedes cancelar a Dios de tu vida, cuando ha hecho tanto por ti?” No tenemos que ver muy lejos de nuestra propia vida, ver que lo hemos hecho en muchas ocasiones, cada vez que intencionalmente pecamos, ahí lo cancelamos. Cada vez que rechazamos la Palabra del Señor cuando estamos en problemas, también lo cancelamos. A mi me ha pasado esto, cuando me han pedido ayuda en diferentes ocasiones y cuando la victoria es visual en el horizonte de la turbulencia, algunos a quienes los estoy ayudando me cancelan diciendo, “Gracias pero ya lo tengo bajo control, ya no eres necesario,” y así, la estampa mi frente “Cancelado.”  No estoy buscando por elogios o validación en que solo yo llevé a estas almas a componer sus vidas, pues sabemos que fue Dios guiándonos en las circunstancias juntos para llegar a esa victoria, de todas maneras si no estamos en La Palabra, nuestra alma no estará protegida de pasar un tiempo muy duro si no estamos vestidos con la armadura de Dios que nos protege de todos los dardos de fuego, no importa de donde vengan los dardos.

      

      A lo que me refiero es, que el ser cancelados llega a ser parte de la vida para aquellos que sirven en cualquier capacidad del ministerio, funcionarios públicos, políticos o médicos vas a ser rechazado y cancelado por cada persona que has ayudado. Es por eso que tenemos que amar al Señor más que los elogios de la gente, porque es el amor y el gozo del Señor lo que nos mantiene en la fuerza y la valentía que necesitamos para terminar la llamada de Dios. La gratitud y los agradecimientos que nos dan son buenos y muchas veces edificantes, pero la verdadera fuerza viene de Dios y solo de Él. Los elogios de la multitud pueden hacer que la gente empiece a creer en su propia prensa y que empiece a cometer errores importantes cuando el ego del hombre empieza a ser su dios. Lucas 6:26 ¡Ay de ustedes cuando todos los elogien! Dense cuenta de que los antepasados de esta gente trataron así a los falsos profetas.      

      

      A Jesús le pasó el mismo evento así como le pasó a Su Padre Celestial. Isa. 53:3a Despreciado y rechazado por los hombres, varón de dolores, habituado al sufrimiento. Dios había sido rechazado y cancelado de la consciencia de la nación como le había dicho a Samuel. Similarmente, un día a Jesús es aclamado con gritos de “Hosanna en las alturas,” y no mucho tiempo después, las mismas personas gritaban, “Crucifíquenlo hasta la muerte!” Lucas 23:21 Pero ellos se pusieron a gritar: —¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo! Este es un comportamiento voluble para un pueblo que dice seguir a Dios.

      

      Nuestra estabilidad de fe viene de nuestra capacidad de obedecer y mantener con lo que el Espíritu Santo nos está mostrando como Su Palabra. Nuestra fuerza crece a través de la aprobación y el amor del Señor que llena sobre nosotros. Nuestras vidas llegan a ser llenas de gracia, cuando mantenemos a Dios el Padre por Su misericordia que nos mantenga dando para poder darla y vivir en ella, mientras nos enfrentamos a todo odio que el mundo nos da a todos libremente. Verdaderamente Dios es bueno. No nos preocupemos de ser cancelados, al contrario confiemos en Dios con todo nuestro corazón y Él nos dará su seguridad y descanso.

Find Other Devotions About:

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El proverbial comentario de Sir Norm

Pride Of The Worm

Libros electrónicos sobre fe

Mensajes recientes

Merezco Morir

Romanos 3:10 Así está escrito: «No hay un solo justo, ni siquiera uno; 11 no hay nadie que entienda, nadie que busque a Dios. 12 Todos se han descarriado; juntos se han corrompido. No hay nadie que haga lo bueno; ¡no hay uno solo!»         Estaba hablando con un...

Terapia De Grupo

Santiago 5:16 Por eso, confiésense unos a otros sus pecados y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.             Escuchaba a un psicólogo explicando la diferencia entre terapia individual versus terapia grupal. Explicaba...

Muchas Opiniones

Mateo 12: 36 Pero yo les digo que en el día del juicio todos tendrán que dar cuenta de toda palabra ociosa que hayan pronunciado. 37 Porque por tus palabras se te declarará inocente y por tus palabras se te condenará».      Mi mamá manejaba entre una zona de...