Competencia Religiosa

by Mar 28, 2024Piadosa0 comments

2 Corintios 10:12 No nos atrevemos a igualarnos ni a compararnos con algunos que tanto se recomiendan a sí mismos. Al medirse con su propia medida y compararse unos con otros, no saben lo que hacen

    

      El Sermón en la Montaña enseña expresamente las formas en que la humanidad puede y hace corrupta la religión. Jesús nos dice lo importante que es mantener nuestra relación con Dios íntimamente y personalmente. No convertir nuestra relación con el Todopoderoso en una competencia religiosa para que todo el mundo se de cuenta y el derecho de medirnos a una superioridad moral. Mateo 5:20 Porque les digo a ustedes que no van a entrar en el reino de los cielos a menos que su justicia supere la de los fariseos y la de los maestros de la Ley. Jesús estaba diciendo, “No sean como los hipócrates o como los escribas y fariseos que hacen de su religión como lo único existente para impresionar y ser visto en público. Dejen de querer ser más justo que otros con exhibiciones de actividades rituales que no tiene nada que ver con lo que Dios pueda llamar justo.

      Mateo capítulo 23 es un relato de Jesús exponiendo la hipocresía de los Fariseos, Escribas, Herodianos, Saduceos y a los líderes religiosos quienes estaban tomando parte en practicar celo religioso. El acto de servir a Dios se ha convertido en una competencia de quien es más justo y quién es más piadoso desde el gran escenario de piedad. El Señor nos da a demostrar que este celo mal guiado no es de Dios. Estas demostraciones de superioridad moral crea argumentos y amargancias en que poco tiempo nos convierte en una sociedad con orden de,  “ellos y nosotros” Lucas 18:10 «Dos hombres subieron al Templo a orar; uno era fariseo, y el otro, recaudador de impuestos. 11 El fariseo, puesto en pie y a solas, oraba: “Oh Dios, te doy gracias porque no soy como otros hombres —ladrones, malhechores, adúlteros— ni como ese recaudador de impuestos. En este caso “ellos” eran los recaudadores de impuestos.

      La historia nos demuestra que las guerras que han sido peleadas sobre la religión han sido sin parar desde el principio de los tiempos. No voy a tomar tiempo en hablar sobre las Cruzadas, la Inquisición o el Holocausto, pero durante mi vida la Guardia Roja Comunista persiguió a muchos cristianos y destruyó muchas iglesias a finales de los años 1950s. También tenemos el periodo de Católicos y Protestantes estallarse unos contra los otros a principio de los años 1970s hasta los 1990s en el Norte de Irlanda. Curiosamente llamamos a ese periodo de la historia religiosa, el tiempo de Los Problemas. En los últimos años, muchas de las naciones Musulmanas han estado en desacuerdo con el resto del mundo y el conflicto por la supremacía religiosa está matando a miles de personas. Los damnificados en toda esta guerra son los niños, los ancianos y los civiles que solo lo que quieren es paz en su vida. Nadie gana en las competencias religiosas porque no es lo que Dios quiere para nosotros.

      Santiago nos dice lo que es la religión pura. Este puede que sea el lugar para empezar a practicar lo que Dios quiere. Santiago 1:27 La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es esta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones y conservarse limpio de la corrupción del mundo. En otro verso, Dios dice que esto es lo que debemos hacer. Miqueas 6:8 ¡Él te ha mostrado, oh mortal, lo que es bueno! ¿Y qué es lo que espera de ti el Señor?: Practicar la justicia, amar la misericordia y caminar humildemente ante tu Dios. Hay mucho lugar en esta área para servir en el Reino de Dios. Nadie está viendo como subir a ser el primero en cuidar al prójimo, de ser amable y caminar humilde hacia los huérfanos y hacia las viudas sin estar contaminado por el mundo. El Señor quiere que tengamos una relación con Él para que podamos tener un comprendimiento de cómo amarnos unos a los otros. Sólo en Cristo puede llegar a hacerse este milagro, si no, la religión sola se convierte en un redondel de competencia.

      Cuando caminamos cautelosamente ante Dios y escuchamos su voz guiándonos, no vamos a tener tiempo de compararnos con otros e involucrarnos con las competencias religiosas de hoy día. 2Cor. 10:12  No nos atrevemos a igualarnos ni a compararnos con algunos que tanto se recomiendan a sí mismos. Al medirse con su propia medida y compararse unos con otros, no saben lo que hacen. Cuando estemos juntos en la eternidad, no creo que vamos a estar tratando de brillar más que  otros con los premios que Dios nos ha dado. Estoy seguro que vamos a estar genuinamente llenos de gozo hacia otros por la razón, que por medio de Cristo todos hemos sido redimidos y que hemos encontrado nuestro camino a casa. El amor que vamos a expresar para Dios y a nuestro prójimo todo va a ser por el sacrificio que Jesús nos dio en darse Él mismo y no la religión que practicamos en la tierra. Si esto va a ser el resultado eterno, ¿por qué no dejar de lado las limitaciones que creamos a través de los temores? Amémonos unos a los otros ahora con el Espíritu Santo que nos guía. No necesitamos competir entre nosotros por el amor de Dios. Nosotros ya lo tenemos. Bendiciones.

 

Find Other Devotions About:

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El proverbial comentario de Sir Norm

Pride Of The Worm

Libros electrónicos sobre fe

Mensajes recientes

Solo Tenemos Tiempo De Por Vida

Eclesiastés 12:13 El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre. 14 Pues Dios juzgará toda obra, buena o mala, aun la realizada en secreto.            Escuchaba a un hermano en el Señor...

La Carga De Habacuc

Habacuc 1:2 ¿Hasta cuándo, Señor, he de pedirte ayuda sin que tú me escuches? ¿Hasta cuándo he de clamar «¡violencia!», sin que tú nos salves? 3 ¿Por qué me haces presenciar tanta iniquidad? ¿Por qué toleras la maldad? Veo ante mis ojos destrucción y violencia; surgen...

Picando Costras

Levítico 13:2 «Cuando a una persona le salga en la piel alguna inflamación, erupción o mancha blancuzca que pueda convertirse en infección, se la llevará al sacerdote Aarón o a alguno de sus descendientes los sacerdotes.       ¿Porqué algunas personas solo ven y...