Ay Ay Ay

by Mar 6, 2024Piadosa0 comments

Juan 15: 2 Toda rama que en mí no da fruto la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía.

     
     
      “Ay ay,” pensaba mientras podaba una rama en particular de un árbol viejo. Necesito hacer una buena podada y cortar toda clase ramas. Este trabajo me recuerda que lo que El Señor dijo, podar da más fruto, que es la meta de nuestro Padre Celestial para nosotros. Lo más interesante es que los árboles jóvenes sólo necesitaban podarse un poquito y hacerles un poco de forma aquí y allá, pero los árboles viejos necesitaban mucho más trabajo en cortar. La madera es más dura y las ramas más largas las que se tienen que cortar. Así mismo pasó con las ramas de la uva, haciendo lugar para nueva fruta. Entre más ramas muertas hay, más profunda la cortada, para asegurar que lo muerto no se propague. El paralelo no me pasó por alto cuando realicé que, entre más viejos nos pongamos en nuestra relación con el Señor, mas tiempo se necesita en podar cuando estamos en Su presencia.
     
      Me parece, que entre más tiempo paso con el Señor, más me muestra que debo cortar y hacer nueva forma. Juan 15:2 Toda rama que en mí no da fruto la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía. Nuestra razón no es la razón del Señor. Lo que nosotros muchas veces creemos que el resultado es un buen fruto, no es necesariamente lo que Dios está buscando. Lo que pensaba de una rama saludable lustrosa de hojas verdes que cuidaba era algo que Dios estaría impresionado. No, acuerdo con Él. Era una rama que parecía buena pero no estaba produciendo virtud en Cristo. Entonces, vienen bajando las podadoras y tijeras celestiales y así de rápido se fue todo ese tiempo que había de crecimiento. “Ay,” pensé, ¿Qué es lo que tengo que hacer para tener en Dios fruto en mi vida?
     
      Nuestro Padre Celestial quiere el fruto del Espíritu Santo que salga de nuestro corazón. Gál. 5:22 En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, 23 humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas. Esto es el fruto de la vida que nuestro Padre quiere que se establezca en nosotros y se mantenga para que otros puedan ver lo que el fruto del Señor está haciendo y ellos quieran tener ese fruto para ellos mismos. Nuestros ídolos y motivaciones se interponen en el camino de lo que el Espíritu Santo está tratando de hacer por medio de nosotros. Es por eso que estamos siendo examinados por el Espíritu Santo. Estamos siendo examinados para ver en donde necesitamos ser podados la próxima vez. El Espíritu Santo conoce el corazón del hombre, y sabe lo que se necesita entre nuestro corazón para estar en paz con Dios. Entonces, la podada continuará.
     
      La poda del Señor finalmente alcanza nuestros índoles y esa sensación es un constante “Ay de dolor” cuando la cortada toma lugar. El Señor está cortando nuestros ídolos que puedan crecer en un despliegue bonito y lustroso cuando exhibimos nuestro trabajo ante el mundo. El problema es eso, que la obra es nuestra no del Señor. Que Él nos poda es necesario para que la obra del Señor traiga el fruto que Dios quiere en Su Reino. Nuestros ídolos están tan bien puestos y también injertados entre nuestra vida que muchas veces están gobernados en lo profundo mientras que Dios está tratando de sanar nuestro corazón. Deja que El Espíritu Santo ministre muy dentro de nuestras vidas para que podamos reconocer el ídolo que está tratando de reemplazar a Jesús en el trono de nuestro corazón, hagamos una oración diaria de sumisión. Matao 6:10b Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo
     
      Soy el mayor en mi familia, y los mayores son notorios en buscar aprobación y tener la necesidad de agradar. Muchos de nosotros los primogénitos tenemos muchas responsabilidades en la familia. La expectativa antinatural que fue puesta sobre nosotros eran difícil de cumplir en el mejor de los casos, e imposible en la mayoría de veces. Fuimos ser culpables por lo que nuestros hermanos hicieron o nos hacían responsables por ellos y muy poco agradecimiento por lo que hicimos bien, siempre sintiéndonos desafiados, mi ídolo de querer ser aprobado puede interponerse en el camino de lo que Dios está obrando en mi. Necesito entrar, ser aprobado por Dios y descansar en el hecho de que Jesús adquiera lo aprobado en mí en la cruz. Los otros ídolos de Querer y Conducir, Dios está obrando ahora y estoy seguro que vi un poquito de sangre en esa sesión de podar. Mi responsabilidad es dejar que la podada tome lugar y reemplace los ídolos de mi corazón con El Señor Jesucristo sentado en el trono de mi corazón y solamente Él. Éx. 20:3 »No tengas otros dioses además de mí
     
      Yo se que muchos de mis lectores tienen su vida en orden y no pueden sentir la necesidad de estas extremas medidas que El Señor tenga que cortar sus ramas, pero yo sí necesito que El Señor haga su obra en mi. Mientras los bejucos y árboles de fruta viejos necesitan mucho más que podar y cortar, siento que entre más años tengo en mi camino con El Señor, van haber más citas para mayor cirugía para erradicar lo que está reemplazando a mi salvador en el trono de mi corazón. Gracias a Dios por la sangre de Jesús que me lava cada vez que yo vengo y pido por Su limpieza que me ayuda a sanar. Solo en la cruz podemos derrotar los ídolos que están tratando de reemplazar a nuestro Rey y Señor de señores. Solo la sangre de Jesús puede mantenernos libres. En Él solamente confío yo.
Find Other Devotions About:

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El proverbial comentario de Sir Norm

Pride Of The Worm

Libros electrónicos sobre fe

Mensajes recientes

Picando Costras

Levítico 13:2 «Cuando a una persona le salga en la piel alguna inflamación, erupción o mancha blancuzca que pueda convertirse en infección, se la llevará al sacerdote Aarón o a alguno de sus descendientes los sacerdotes.       ¿Porqué algunas personas solo ven y...

La Excelencia De Nuestro Manto

Efesios 4:11 Él mismo constituyó a unos como apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros, 12 a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo.             El Señor le ha dado al...

La Oscuridad Del Descontento

Malaquías 3:12 »Ustedes profieren insolencias contra mí —dice el Señor—. »Y encima preguntan: “¿Qué hemos dicho contra ti?”. 14 »Ustedes han dicho: “Servir a Dios no vale la pena. ¿Qué ganamos con cumplir sus órdenes y vestirnos de luto delante del Señor de los...