Aquellos Quienes Pueden Ser Sobornados

Mateo 28:12 Después de reunirse estos jefes con los líderes religiosos y de trazar un plan, dieron a los soldados una fuerte suma de dinero 13 y les encargaron: «Digan que los discípulos de Jesús vinieron por la noche y que, mientras ustedes dormían, se robaron el cuerpo. 14 Y si el gobernador llega a enterarse de esto, nosotros responderemos por ustedes y les evitaremos cualquier problema». 15 Así que los soldados tomaron el dinero e hicieron como se les había instruido. Esta es la versión de los sucesos que hasta el día de hoy ha circulado entre los judíos.

      La agenda que tenía el sumo sacerdote quedó clara cuando sobornaron a los soldados para que dijeran que los discípulos del Señor se habían llevado el cuerpo de Jesús. Detener La Resurrección pudo ser el objetivo, pero no posible, ya que la Resurrección ya estaba en pleno proceso cuando se presentó el plan de soborno. Podemos deducir que el soborno era una práctica habitual entre los principales sacerdotes pues eran tan rápidos en ofrecer sobornos de pago a los soldados así como lo habían hecho con Judas Iscariote unos días antes. El sacerdote comprendió que cualquiera puede ser sobornado si la moneda era buena para ese momento en la vida.

      Es triste, que todos tenemos un precio y podemos ser comprados a cierto momento por algo que creemos que tenga valor fuera de nuestro alcance. En muchos casos,  la gente puede venderse por muy poco precio o valor. Un ladrón vende su alma por las pocas cosas que ha robado. Un adicto de cualquier adicción puede comprometer su libre albedrío y creencia por un poquito de lo que sea a lo que están esclavos. Sorprendidamente, podemos ser comprados y sobornados por muy poquito no importa la declaración de fuerza franca de la que nos jactamos o creemos que tenemos bajo control. Rom. 12:3b Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado.

      Hablando con un amigo que estaba tan decepcionado con la  corrupción del sector de inversiones financiables. Él dijo, “lo triste es que aquellos que son descubiertos con el soborno y comisiones ilegales en mano, la pérdida de su empresa simplemente se cancelan como una deducción de impuestos, y los culpables son despedidos para irse a otra empresa para hacerlo nuevamente. ¿Cómo es que el engaño se ha convertido en el estándar para hacer negocios?” Prov. 11:1 El Señor aborrece las balanzas adulteradas, pero aprueba las pesas exactas. Yo creo que hay muchas compañías y negocios buenos que siguen prácticas éticas, pero si, el potencial de ganancias deshonestas es una tentación en todo momento. Todos somos susceptibles a la codicia, la lujuriante y a la codicia, pero si no fuera por la gracia de Dios, todos estaríamos haciendo lo mismo.

      Hay una fuerza en el Señor que Dios nos ha dado por medio de la sangre en el sacrificio de Jesús. Porque Su poder vive entre nosotros y tenemos la capacidad ungida de resistir al diablo y elegir la justicia . Al leer el relato de las palabras del Señor a la iglesia Esmirna, hay una expectativa por parte del Señor resucitado de que los miembros de la asamblea de Esmirna podrán superar la persecución, las pruebas y las tentaciones más brutales que puedan existir. Apoc. 2:10 No tengas miedo de lo que estás por sufrir. Te advierto que el diablo meterá a algunos de ustedes en la cárcel para ponerlos a prueba y sufrirán aflicciones durante diez días. Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida. Estos hermanos habían sido sido amonestados e instruidos de no temer a la prisión, sufrimiento de día a día, y posible muerte, pero de usar la corona de la vida que Jesús tiene para ellos como un pilar y visión para su fe en Cristo. Jesús espera que media vez estemos caminando con Él en el nuevo corazón que nos ha dado a través de nuestra vida nacida de nuevo impulsada por la resurrección, podemos lograr sobresalir el soborno del mundo.

      El Señor tiene absoluta confianza en su don de la salvación y su poder para permitirnos batallar la buena batalla de fe y hacerlo con la bendita seguridad de que Él nunca nos dejará ni nos abandonará. El Señor dice que podemos hacer grandes cosas en Él . Fili. 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. ¿Darme fuerza, a que? A hacer cualquier cosa que Dios ha puesto en mi corazón para hacer. El poder de la sangre que Jesús derramó contiene la medida completa de garantía y seguridad de su gracia para nuestra salvación y capacidad de sobresalir toda guerra del enemigo. Estamos protegidos por el conocimiento de Dios de nuestra capacidad de sobresalir del pecado. Él no permitirá que seamos tentados más  allá de nuestra capacidad llena de fe en Cristo. 1Cor. 10:13 Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, Él les dará también una salida a fin de que puedan resistir. El señor nos mostrará el camino para salir de tentación y el camino para destruir las obras de las tinieblas.

      Los sobornos del mundo están en todo nuestro alrededor y en cualquier momento podremos elegir que nos paguen, que nos compren, o irnos con el soborno ofrecido.  Ó también podemos hacer que nuestro corazón se esté firme ante el poder de la justicia que el Señor nos ha dado por medio de Cristo. Yo crecí en el tiempo cuando un apretón de mano era el vínculo de un contrato honrado entre dos o más personas resolviendo un negocio. Nuestro sí era un sí y nuestro no era un no. Prometimos menos y cumplimos más, hasta que un día eso cambió. ¿En dónde dejamos tirada la bola de ética? En estos días, cada segunda llamada es una estafa y nuestros padres y abuelos son el objeto de un robo total en línea. No dejes que el sumo sacerdote del sistema monetario te soborne para que tomes una decisión seductora en aras de una ganancia inesperada temporal. Nuestra alma es un valor eterno y el amor de Cristo para nosotros nos dará el mayor tesoro de todo. Tenemos vida eterna ahora y se nos ha pagado por completo por medio de Cristo. No hay mayor seguridad que nuestro Dios infinito manteniéndonos al lado de Su corazón. Que veamos el valor verdadero de Su amor para nosotros.

 

Nadie Odia Un Arcoíris

Génesis 9:12 Y Dios añadió: «Esta es la señal del pacto que establezco para siempre con ustedes y con todos los seres vivientes que los acompañan: 13 He colocado mi arcoíris en las nubes, el cual servirá como señal de mi pacto con la tierra

      A veces milagrosamente se conmueve la manera de ser del corazón humano. Nadie odia un arcoíris ni tampoco puede dejar de verlo cuando se aparece. el arcoíris nos causa enfocarnos en el, aún por solo unos segundos. No importa el estado de corrupción o maldad que tenga la persona en su corazón, el arcoíris puede desviar su atención fuera de las circunstancias del mundo. Aunque solo sea por un milisegundo que su consciencia es penetrada, hay un conocimiento de que Dios existe. El arcoíris proclama una creación activa obrando enfrente de nuestros ojos. Dios ha puesto este conocimiento de Su presencia en la aparición del arcoíris. Gén. 9:13 He colocado mi arcoíris en las nubes, el cual servirá como señal de mi pacto con la tierra. Cuando Dios dijo, “He colocado mi arcoíris en las nubes.” Se puso en marcha un milagro para todos los que ven un arcoíris que serán bendecidos. En el momento en que se ve el arcoíris, ellos recibirán guiño de Dios y un conocimiento momentáneo en sus almas que Dios existe.

      La ciencia detrás de la refracción de luz entre las gotas de lluvia es lo que causa la dispersión de la luz del sol que sus maravillosos siete colores. Pero cuando Dios habló con Noe y explicó esta maravilla de la ley de la naturaleza y la promesa detrás del fenómeno colorido, el arcoíris sería un recordatorio para toda la creación de los pactos que hace Dios con la humanidad. También le recuerda al hombre que ellos existen entre estas leyes y obras de la mano de Dios. Salmos 19:1 Los cielos cuentan la gloria de Dios; la expansión proclama la obra de sus manos. Por un momento en tiempo, el arcoíris nos hace ver hacia arriba, y por un momento nuestros ojos están hacia el cielo. Por unos segundos, nuestra visión está hacia el horizonte y tal vez podamos ver más allá de la monotonía del día.

      Cuando Dios estaba haciendo su convenio con Habram, el Señor le dijo que viera hacia los cielos y que anotara de las numerosas estrellas y sus diversidades. Gén. 15:5 Luego lo llevó afuera y le dijo: —Mira hacia el cielo y cuenta las estrellas, a ver si puedes. ¡Así de numerosa será tu descendencia! La palabra para Habrán era cada vez que veía hacia arriba, él recordaría la promesa de Dios de futuros descendientes y una herencia a la humanidad. Sabemos que esto funcionó en la vida de Habram porque su fe actuaba y el resultado fue una declaración de Dios que Habrán era reconocido como justo porque él creía en Dios. Gén. 15:6 Abram creyó al Señor y el Señor se lo reconoció como justicia.

      La Palabra de Dios hacia nosotros no es diferente. Levanta tu rostro y busca que tu redención se acerca. Deja de ver las circunstancias mundanas por un minuto, y cambia tu enfoque. Cuando el pueblo de Israel pecó y fueron mordidos por serpientes, Moisés hizo una serpiente de bronce y la colocó en la vara que mantenía con él. Cada vez que cualquiera mirara a la serpiente sería sanado. Núm. 21:9 Moisés hizo una serpiente de bronce y la puso en un asta. Los que eran mordidos miraban a la serpiente de bronce y vivían. Bajar nuestra mirada para ver a la serpiente venenosa no es bueno. Solo produce terror y muerte. Ver hacia arriba el símbolo redentor de bronce trae curación. Ve a Jesús hacia arriba clavado en la cruz, y vas a experimentar Su vida de resurrección por medio de fe en Su sangre limpiadora. Ve hacia arriba fuera de ti mismo por un momento, y verás las posibilidades de la redención de Dios en tu vida.

      Recientemente los norteamericanos mantuvieron su vista arriba a un eclipse. Millones de personas estuvieron de pie ante la maravilla de la creación. Los espectadores no podían dejar de expresar su asombro ante lo que estaban viendo. Esta semana una tormenta geomagnética estaba en la fuerza completa de una llamarada solar que la aurora boreal se viera hasta los Estados del sur y Europa. Toda plataforma de medios tienen imágenes asombrosas de esta intensa y colorida exhibición como bailando atravesando el horizonte en las alturas de los cielos. Millones de personas veían hacia arriba y sentían una buena sensación de ello. Por unos momentos, ellos pudieron ver más allá de sus circunstancias y problemas de sus vidas. Mira hacia Dios y pídele las posibilidades que vienen entre las circunstancias de tu vida. Si Dios tiene numerada cada estrella en el universo, entonces seguramente Él puede recordar sus promesas hacia ti. Isa. 40:26 Alcen los ojos y miren a los cielos: ¿Quién ha creado todo esto? El que ordena la multitud de estrellas una por una, y llama a cada una por su nombre. ¡Es tan grande su poder y tan poderosa su fuerza, que no falta ninguna de ellas!

      La próxima vez que veas un arcoíris, toma ese momento para agradecerle a Dios por su maravillosa creación y agradécele por las bondades que has tenido en tu vida. Si estás luchando con dificultades, entonces toma tu tiempo para orar y pedirle al Señor por su ayuda. Nadie odia un arcoíris, y Dios no te odia. Solo Satanás odia un arcoíris porque le recuerda de la redención de convenio que Dios hizo con el hombre y es la promesa de eterna maldición que le espera a Satanás y todo lo que representa. Es el enemigo de tu alma que te da la tentación de ver hacia abajo de lo mal que estás pasando en tu vida, pero Dios te hace que veas hacia arriba a su amorosa gracia que tiene para todos nosotros. Gracias Señor, gracias, por todas tus bondades que derramas sobre nosotros. Que seamos agradecidos y aceptemos Tu amor entre nuestro corazón.

 

Los Planes De Dios Funcionan

Isaías 55:8 «Porque mis pensamientos no son los de ustedes ni sus caminos son los míos», afirma el Señor. 9 «Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!

      Muchos cristianos dudan los planes de Dios en sus vidas,  especialmente cuando se trata de un gran sufrimiento. ¿Porqué Dios me dio esta familia tan terrible, malos y pocos confiables? ¿Porqué perdí mis extremidades cuando tuve este derrame, y Dios espera que le sea agradecido? ¿Porqué mi hijo cometió suicidio, en donde estaba Dios en todo esto? ¿Porqué mi casa se quemó en el desastre pero la casa del vecino no tiene ningún  daño? Estoy seguro que puedes pensar en muchos más eventos en que los cristianos pasan que se sienten abandonados por Dios. Así como muchos de ustedes, no tengo las respuestas de estas preguntas difíciles, con excepción de decir como hizo Job en medio de su tribulaciones que Satanás le provocó. Job 19:25 Yo sé que mi Redentor vive y que al final se levantará sobre el polvo.

      Viendo hacia atrás sobre muchos eventos de mi vida, le pedí a Dios que me mostrara cuando fue que Él estaba en ese tiempo. Mi corazón estaba abierto a un interesante punto de vista. Creo que podría decir que lo veía desde el punto de vista de Dios. Cuando yo tenía cinco años, mi mamá, mi hermana menor que yo y mi hermano que era un bebé nos escapamos de la brutalidad de la incapacidad de mi padre para ser un hombre cariñoso. Al final de un largo trayecto, cuando estábamos salvos y lejos de los crueles arrebatos de locura de mi padre, terminamos viviendo en una granja en el norte de Ontario, Canadá. Era la granja de mis abuelos, yo era libre de jugar en los campos comiendo fresas silvestres, frambuesas y ruibarbo tan alto como de mi tamaño. Jugaba al lado de un riachuelo que para mi era un lugar de aventuras que sanaban mis heridas que se habían quedado trabadas en mi alma. Gracias a Dios que Él llega a ser Padre de los que no tienen padre. Salmos 68:5 Padre de huérfanos y defensor de viudas es Dios en su morada santa.

       Si pudiéramos elevarnos un poquito y ver el terreno y el paisaje desde el punto de vista de Dios, podría ver a una niña que era como dos años menor que yo, jugando como a dos millas abajo del mismo riachuelo. Su nombre es Monique Levesque. Lo que Dios podía ver es que Monique y yo no podíamos imaginar que aproximadamente cincuenta y algo de años más tarde llegamos a conocernos al otro lado opuesto del país en una iglesia en Kelowna, Columbia Británica.  No solo Monique llegó a ser una buena amiga, sino también se convirtió en una gran parte integral de mi vida.

      Mis blogs están escritos y publicados en tres idiomas, Monique es la que los traduce en francés. Ella también tradujo todos los artículos que hicieron mi libro en francés Le Tiroir De Débarras. Dios ya nos había visto desde hace mucho tiempo en el terreno del riachuelo del Norte de Ontario y dijo, “Voy a poner a estos dos niños en colaboración en un material de devoción que servirá para satisfacer las necesidades de la comunidad francesa.” Qué cierto es todo esto!! Nuestros caminos no son Sus caminos. Isa. 55:9 «Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra! Lo que Dios vio en nosotros mientras jugábamos como niños sin conocernos ya era un plan que Él puso en marcha para que Su propósito se hiciera realidad. No tengo idea qué más planes Dios tiene para Monique y para mí, pero tengo paz en saber que Dios ha escrito algo de nuestras vidas.

      Otro recuerdo que Dios me ha mostrado es como Él ha estado conmigo toda mi vida, como cuando yo era un adolescente mi amigo Scott Moore, su madre le había dicho que no quería que fuera mi amigo porque ella sentía que yo no era buena compañía para él. Muchos años  después Scott y yo nos encontramos en Kelowna, Columbia Británica donde ahora vivimos. Lo más interesante es que la mamá de Scott no sabía que yo era buena compañía para su hijo, que no era mala persona para él. Al contrario, Scott también era buen amigo para mí, él llegó a ser muy importante en mi vida, Scott es quien me ayuda a editar semanalmente los artículos de mi blog. La mamá de Scott no tenía el punto de vista de Dios en como traería palabras de sanción y pensamiento devocionales a la comunidad cristiana. Dios vio a un par de jóvenes hippies y dijo, “Los juntaré de nuevo en Cristo y ellos llevarán honor a mi nombre cuando sean mayores.” Estoy seguro que cuando Dios ve a la mamá de Scott ahora que está en Su presencia y gloria, Dios la abraza y le dice, “Todo está funcionando acuerdo a Mi plan.”

      Yo he visto más planes de Dios en mi vida en la manera de cómo trajo a mi amigo a mi vida para ser el editor de mi libros. Cuando vemos desde una distancia en alto y tomamos el mapa de Norteamérica, Dios vio a Jami Rogers quien vive en Michigan USA criando a su familia y superando las dificultades de la vida. Mientras que yo en Kelowna Dios tiene un plan y dice, “Reuniré estos dos escritores a trabajar juntos llegando a tener un material de calidad para escribir libros y blogs. Como una de mis editoras, Jami también ha llegado a ser una buena amiga y colaboradora en asegurar que mis libros tengan una buena presentación. Clay Kessler mi publicador me lo presentó un amigo mutuo que también fue un plan divino de Dios que avanzaba hacia adelante. Clay me ha más que apoyado como escritor de libros, él cree en lo que escribo y ha causado que recorra distancias conmigo creando una cita web llamada sirnorm.com con las acumulaciones de todo lo que hacemos, ahora es combinado y dispuesto a todos ustedes. La visión de Dios desde un lugar superior.

      Miro alrededor y veo al culpable, al criminal y a los malos sistemas aparentemente saliéndose con la suya con sus ofensas contra la humanidad, yo también aveces pienso en donde esta la justicia, y si Dios está haciendo algo contra la matanza que está teniendo un lugar en este cráter fecal de planeta. Tal vez la carga de Habacuc está sobre todos nosotros pasando tiempos difíciles viéndolo suceder. Hab. 1:3 ¿Por qué me haces presenciar tanta iniquidad? ¿Por qué toleras la maldad? Veo ante mis ojos destrucción y violencia; surgen riñas y abundan las contiendas. 4 Por lo tanto, se debilita la Ley y no prevalece la justicia. El malvado acosa al justo y se pervierte la justicia. El punto de vista de Habacuc puede ser el resultado de lo que finalmente nosotros pensamos de los eventos en que estamos viviendo. De todas maneras, Dios tiene un plan para cada uno de nosotros no importa las circunstancias en que estemos viviendo. Tal vez tu estas pensando si Dios sabe que tu existes. Entonces pídele que te muestre en donde Él ha estado en toda tu vida. Pídele a Dios que te muestre Sus huellas digitales que han estado sobre tu vida hasta hoy día.

      Los eventos que he escrito son solo algunas de las cosas que Dios me ha mostrado cuando Él ha estado a mi lado durante todo los buenos tiempos y también en mis sufrimientos. Gracias Señor por tus bondades hacia nosotros.

 

La Vergüenza Habla Fuerte

Hebreos 12:2 Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.

      Martin Lutero describió los efectos del pecado en el hombre de esta manera. “El pecado es el hombre encorvado sobre sí mismo.” Tan cierto, que el pecado y elegir participar en ello, es el resultado de encorvarse en sí mismo a punto de que nada fuera de nosotros es importante. La naturaleza obscura y voluble del pecado genera autocondena entre nuestra alma. Cuando más inicuos nos volvemos, más profundamente nos retorcemos hacia el interior del egoísmo central y más oportunidades hay de que la vergüenza tome raíz dictando nuestras decisiones en el futuro. No es de extrañar que la gente que sufre una vergüenza implacable, experimente una confusión continua y sientan que por dentro de su alma sea tan torcido que no encuentran paz. Salmos 44:15 La humillación no me deja un solo instante; se me cae la cara de vergüenza.

      Esto es solo lo que pienso sobre los altos casos de suicidio, y el sentirse absolutamente rechazado y abandonado que muchos están viviendo en este momento. Estas manifestaciones de profundas heridas que ocurren en el alma de las personas podría atribuirse a los niveles de vergüenza que están pasando a diario en su vida. Cuando hablo con personas en sesiones de consejería, el tema que ocurre con más frecuencia sobre la vergüenza, normalmente es el resultado de un pecado no confesado. El aborto que ninguno en la familia sabe, que ese secreto persigue persigue a la joven que paso sobre este procedimiento sola. La pérdida de dinero que fue necesitado para alimentar a la familia pero fue gastado en los sitios de web con apuestas, ahora lo llenan de pavor al tener que enfrentarse y confesar su adicción a su esposa. El orgullo del hombre va más  allá al entenderlo en algunos casos. Prov. 11:2 Con el orgullo viene la deshonra; con la humildad, la sabiduría. El esposo o la esposa infiel, el hijo ladrón y muchos más pecados que causan al hombre esconder su vergüenza, son infinitas.

      He escuchados muchas de estas confesiones con lágrimas durante los años, y estoy convencido que solo Jesús puede sanar y cambiar este desastre que tratamos de esconder en nuestras vidas. El orgullo de la vida no conoce límites y no tiene prejuicios sobre a quién manipula. 1Juan 2:16 Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos de la carne, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida—, proviene del Padre, sino del mundo. Después de que estos pecados toman raíz en el corazón de las personas, la vergüenza es lo que siempre los acompaña mientras van en agonía en sus decisiones. Hay un deseo entre el alma confundida de traer consigo alguna restitución, porque el peso de la vergüenza es palpable. Y ahí está el problema. Tratamos de construir nuestro propio altar de sacrificio, que creemos que es aceptable para Dios. El orgullo de la vida interfiere en lo que Cristo ya puso en lugar para la redención de nuestros pecados y la sanción de nuestra vergüenza. 2Cor. 5:21 Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en Él recibiéramos la justicia de Dios.

      ¿Cómo es que la vergüenza quiere interferir en el camino de Dios y tratar de componer la tormenta que estamos pasando? Ó ¿Qué es lo que nos hace ir a la dirección opuesta y esconder nuestra vergüenza viviendo una vida secreta y siempre pretendiendo que todo está bien? El enemigo de nuestra alma se esfuerza en escupir muchas razones el por qué debemos levantar nuevamente nuestra vergüenza que ya habíamos dejado en la cruz. Hay muchos pecados en mi pasado que ya Dios me ha perdonado por medio de la sangre de Jesús, pero Satanás trata de hacerme trampa en levantar nuevamente mi vergüenza y los viejos pecados. ¿Qué poder es el que hay en la vergüenza que nos hace olvidar la gracia que Dios nos ha prodigado cuando confesamos nuestros pecados la primera vez? Claro, que estoy arrepentido por el dolor y el resultado de mis decisiones egoístas, pero necesito recordarme que la condenación y la vergüenza de esos pecados también ya han sido lavados en la sangre de Jesús. Rom. 8:1 Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están en Cristo Jesús.

      Podrías pensar que después de muchos siglos de la gracia perdonadora sobre los cristianos en la tierra, Satanás se decepcionara de estar acusando continuamente de lo que Dios ya ha hecho por nosotros. La lástima de Satanás es que él no puede ser otra cosa que su naturaleza en robar, matar y mentir sobre todas las cosas que Dios bondadosamente hace por nosotros. No es de extrañar que el Señor nos diga que las armas de esta batalla espiritual no son de este mundo. Necesitamos las armas del Reino de Dios para vencer la vergüenza acusadora hablando a nuestro oído viniendo del infierno. 2Cor. 10:4 Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. La vergüenza es el arma de Satanás en contra de todos los que están pasando una vida dura y la sangre de Jesús es nuestra arma para destruir las obras del enemigo.

      ¿Qué es lo que te avergüenza? ¿De qué te ha estado acusando Satanás que ya ha sido cubierto por la sangre de Jesús? ¿Qué evento de vergüenza es lo que el enemigo sigue acordándote que te hace derrotarte de rodillas y se te olvida de que la gracia de Dios ya  ha cubierto todo pecado de vergüenza con su Sacrificio Perfecto por medio de Cristo? La resolución de fe que necesitas declarar sobre este perdonado pasado, es expresar nuevamente una y otra vez hasta que el enemigo huya de tu oído. Santiago 4:7 Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo y él huirá de ustedes.

      La fe en la sangre y el sacrificio en la cruz de Jesucristo es la única manera de conquistar esas acusaciones fuertes de vergüenza que nos gritan. Mientras creamos en Dios por sanidad entre nuestra alma y ponemos razón de nuestra vergüenza pasada bajo la sangre de nuestro Salvador, imaginémonos a Satanás empujado al infierno donde él no tendrá a ninguno pero a él solo para acusar. Él estará eternamente atrapado en tortura de su propia vergüenza. Es un buen pensamiento. Apoc. 12:10 Luego oí en el cielo un gran clamor: «Han llegado ya la salvación y el poder y el reino de nuestro Dios; ha llegado ya la autoridad de su Cristo. Porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba día y noche delante de nuestro Dios. La vergüenza habla recio, pero la gracia de Dios habla aún más recio y seguirá hablando durante la eternidad.

 

Mi Corazón De Piedra

Ezequiel 36:26 Les daré un nuevo corazón y derramaré un espíritu nuevo entre ustedes; quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen y les pondré un corazón de carne. 27 Infundiré mi Espíritu en ustedes y haré que sigan mis estatutos y obedezcan mis leyes.

       Qué promesa más transformativa la que El Señor nos ha dado por medio de Cristo. Dios en vos alta proclama, “Te daré un corazón nuevo!” Qué declaración más milagrosa del poder de Dios. El alcance de lo que Dios hizo tal vez nunca lleguemos a entenderlo claramente hasta que estemos ante Su infinita presencia. El Señor transforma el corazón del hombre que camina en la vida con libre albedrío. Nuestro Dios, con un sacrificio perfecto por medio de Cristo, que nunca podrá ser comparado por ninguna obra buena, mejores intenciones o sacrificios hechos durante la historia de la humanidad ha asegurado para nosotros una eterna bendición. No solo Dios nos dio un nuevo corazón, sino que hizo un camino para nosotros, caminar en su santa ordenanzas y estatutos dándonos Su Espíritu. Eze. 36:27 Infundiré mi Espíritu en ustedes y haré que sigan mis estatutos y obedezcan mis leyes.

      Aquellos quienes hemos aceptado a Jesús como nuestro Señor, hemos llegado a ser recipientes de un corazón que busca y corre hacia Dios. Lo único que en este precioso ungüento es que, nosotros somos los únicos que podemos estropear esto. Satanás puede tentarnos y engañar nuestros corazones, pero es la persona quien puede escoger el romper la relación con Dios. Cuando nuestro corazón está ausente de la intimidad entre nuestra relación con El Señor, llegamos acostumbrarnos a una rutina de las actividades religiosas. A este punto, nuestro corazón es probable que llegue a hacerse una piedra callosa. En poco tiempo podemos llegar a ser egoístas y malos sin ninguna empatía o respeto por los demás. Mateo 15:8 Pero lo que sale de la boca viene del corazón y contamina a la persona. Dejando que El Espíritu Santo nos guíe y dirija nuestros caminos, mantendremos nuestro corazón suave y atento al amor perfecto que Dios ha prodigado sobre nosotros.

      Cuando Dios hizo encuentro con Saúl en el camino a Damascos, El Señor le dio a Saul un nuevo corazón que cambiaría su vida de adentro para fuera. Saúl era un hombre quien celosamente condenó a muerte a los cristianos pero entonces, llegó a ser el hombre quien dio su vida por el evangelio de Jesucristo. Fili. 2:17 Y aunque mi vida fuera derramada sobre el sacrificio y servicio que proceden de su fe, me alegro y comparto con todos ustedes mi alegría. El corazón de piedra de Saúl se rajó abriéndose por el poder del Espíritu Santo quien dejó que Jesucristo reinara en él el resto de su vida. Que gran testimonio de las bondades de Dios y su gracia.

      Jesús tenía un corazón que siempre estaba sometido a Dios el Padre. Él continuamente señalaba que los problemas que la gente estaba pasando muchas veces era resultado de lo que estaba en su corazón. Lucas 6:45 El que es bueno, de la bondad que atesora en el corazón produce el bien; pero el que es malo, de su maldad produce el mal, porque de lo que abunda en el corazón habla la boca. Jesús constantemente hablaba con aquellos que eran prevalentes con condiciones de corazones de piedra, entre los líderes religiosos y sacerdotes de ese día. Él les mostró su hipocresía  mostrándoles lo que salía de sus corazones, solo eran leyes y reglas que no podían cumplir lo que se esperaba de mantener por la gente que gobernaban. Matao 23:4 Atan cargas pesadas y las ponen sobre la espalda de los demás, pero ellos mismos no están dispuestos a mover ni un dedo para levantarlas. El corazón de los Fariseos había perdido compasión para los corazones del pueblo.

      Se que cuando llego a darme cuenta que mi corazón de piedra empieza a manifestarse en mi vida, casi siempre es después que he sido ofendido por algo o que he llegado a ser descontento en mi dedicación a lo que Dios me pide de hacer. Si he sido herido o tratado cruelmente me doy cuenta de que una sequedad empieza a formarse a las orillas de mi corazón. Mi reacción a mi corazón topado empieza a causar una auto preservación y la agenda de protegerme a mí mismo se muda a mi mente. Gracias a mi Dios por las advertencias del Espíritu Santo que me da a conocer estos síntomas que no son bienvenidos y me prepara para una cirugía por El Señor tan pronto como el arrepentimiento sale de mi boca. 1Juan 1:8 Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros.

      Aún una persona de corazón muy duro puede recibir un corazón recreado por Dios si ellos lo quieren recibir. Sabemos que esta batalla por el corazón que se está librando en el Reino Celestial es el centro del asunto. Satanás no perseguiría la Palabra de Dios en nuestro corazón si no fuera tan importante para nuestra capacidad de tener un corazón de carne quien busca a Dios. Marcos 4:15 Algunos son como lo sembrado junto al camino, donde se siembra la palabra. Tan pronto como la oyen, viene Satanás y les quita la palabra sembrada en ellos. Seamos limpios de corazón suplicando la sangre de Jesús, y manteniéndonos de corazón suave por medio del poder del Espíritu Santo. Seamos agradecidos a nuestro Padre Celestial por su increíble milagro de vida eterna que pone en nuestro corazón. Gracias Señor que por tu gracia, nos das un corazón de carne y un amor que fluye hacia Ti, y solo para Ti.  Esto es lo que todos secretamente queremos y necesitamos hacer. ¡Amén!